Artículos

Inicio » Información

Buscar

Informe "Superar fronteras"

Informe "Superar fronteras"
El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) España ha publicado el documento "Superar fronteras", un informe que propone un cambio en la perspectiva con la que se mira la inmigración en la sociedad española: no es un fenómeno coyuntural, forma parte de la estructura de la misma sociedad española. Invita a ampliar el "nosotros": excluyendo a un grupo social-los inmigrantes-se fractura toda la sociedad.
Como lugar, la frontera es paradójica: límite preciso y tierra de nadie cuyos contornos se difuminan, barrera que bloquea la relación y lugar de encuentro entre mundos diversos, margen exterior de un territorio y límite imaginario que margina en el interior de un grupo. Como lugares de misión, las fronteras son territorios geográficos que atravesar o en los que transitar; también territorios psicológicos y sociales que reconocer y superar.
Uno de los lugares sociales en los que más se ponen de manifiesto las fronteras son las migraciones internacionales. Evidente: migrar implica atravesar fronteras entre estados. Las políticas migratorias y las leyes de extranjería ponen de manifiesto fronteras variables, una profunda desigualdad a la hora de poder atravesar fronteras. Por eso siempre es preciso exigir una gestión democrática de las fronteras exteriores, según principios de justicia y conforme a derecho.
Pero la migración no se agota en el desplazamiento de personas y familias a otro estado para vivir y trabajar. Es lugar común la relación entre inmigración e integración social: integración de las personas que migran en las sociedades donde establecen su residencia, e integración de las sociedades que se nutren de personas nacidas en el territorio y de personas inmigradas.
El reto de la integración social no es fácil. Entre otras cosas, exige una conversión de la mirada. Si la sociedad no comprende que la integración es responsabilidad de todos, establece una frontera invisible entre grupos sociales: los que considera autóctonos y los que considera extranjeros, extraños, ajenos. Esa frontera no separa siempre a quienes tienen nacionalidad distinta, ni siempre a las personas nacidas en el territorio de las que se han establecido en el mismo, ni siempre a las que usan preferentemente lenguas distintas, o que profesan religiones diferentes, o que pertenecen a clases socio-económicas diferenciadas. Es una frontera siempre selectiva, variable, arraigada en la psicología - en el corazón-, legitimada por discursos mediáticos y políticos, consagrada por las políticas públicas y el derecho, concretada en prácticas sociales o administrativas.

Descargas


  • Comparte esta página:
  • Publica esta página en: Meneame.net
  • Publica esta página en: del.icio.us
  • Publica esta página en: fresqui.com
  • Publica esta página en: Blogger
  • Publica esta página en: facebook.com
  • Publica esta página en: digg.com

Proyecto financiado por:
Proyecto financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el marco del Plan Avanza, y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea

Copyright Fundación de la Lengua Española