Nuestra opinión

Portada » Actualidad

Sigamos esa estela

275 - / /
vota
0 votos

Después de no pocas gestiones, la Universidad de Washington decidió en julio la ubicación de su segundo centro para la enseñanza del español en Europa.

Hay otros ejemplos, en efecto. No tantos, lamentablemente. Aunque, algunos dejan una estela que, a mi juicio, debería establecer el camino a seguir como criterio político. Y no sólo para llevar a cabo iniciativas públicas, sino —más bien— para lograr un eficaz entendimiento y la colaboración necesaria entre las propuestas de las administraciones y las de los propios ciudadanos.

Después de no pocas gestiones, la Universidad de Washington decidió en julio la ubicación de su segundo centro para la enseñanza del español en Europa. Se ubicará en León, con cuya universidad mantiene desde hace unos años un acuerdo de colaboración en esta materia. En consecuencia, si todo se desarrolla como está previsto —y no hay motivos para lo contrario—, la capital leonesa acogerá a partir del próximo año un nuevo centro, en el que se impartirán clases de español a unos 400 alumnos norteamericanos en cada curso.

Se trata, por lo tanto, de un paso más en esta importante tarea de comercialización de la Comunidad como sede de la enseñanza del español fuera de España. Y concretamente, en la costa Oeste de Estados Unidos.

El punto de partida ha sido la ciudad de Seattle, donde tiene su sede la Universidad de Washington, que cuenta con 40.000 estudiantes (5.000 de ellos de español) y un presupuesto de más de 370 millones de dólares, al que contribuye muy generosamente —por cierto— la Fundación Gates. Una ciudad relativamente pequeña, en la que se asientan empresas tan importantes como Boeing, Microsoft, Starbucks, Amazon… que, en conjunto, representan el 18% de la Bolsa de Nueva York. Y, aún más, en la que el vicecónsul de España, Luis Fernando Esteban, trabaja con una tenacidad envidiable en beneficio de los intereses del país y, en concreto, de Castilla y León.

No en vano, la Fundación de la Lengua Española decidió en su momento desarrollar una de sus líneas más importantes de trabajo en la costa Oeste de Estados Unidos. Una iniciativa —que ya ha comenzado a ofrecer frutos— en la que se dan la mano el trabajo de la iniciativa privada y el de la Junta.


Participa comparte tus dudas y comentarios